En Casa

Un ropero muy práctico

Un ropero muy práctico

¿A quién no le gusta abrir el armario y verlo todo en orden… aunque esté lleno? Es más fácil de lo que parece si utilizas los separadores y accesorios adecuados. Te proponemos soluciones eficaces.

armario ropero

1 Haz sitio y elimina las prendas que no te pones. Revisa una por una. ¿Hace más de dos años que no te la pones? Probablemente no vuelvas a hacerlo. Regálala. 

2 La ropa de la estación actual debe estar a mano. El resto colócala en otro cuerpo del armario o en el maletero, bien guardada, limpia y seca.

3 El perchero debe tener 1,60 m de altura para que puedas colgar las prendas largas como abrigos o vestidos. También puedes colocar dos barras, una para la ropa larga y otra para la corta. En este caso es recomendable poner la más alta a 1,85 m y la otra a 1,40 m.

4 El fondo debe ser de 70 cm, para que las prendas colgadas no se arruguen. Las baldas pueden tener menos (un jersey doblado requiere 35 cm).

5 Coloca las prendas por colores, así te será más fácil elegir la combinación adecuada para cada momento.

6 El zapatero debe tener unos 50 cm de altura (sobre todo si eres aficionada a las botas) y debe estar en un sitio accesible y bien ventilado. 

7 Agrupa los conjuntos que más te pongas; así no tendrás que perder tiempo buscando esa combinación de prendas que tanto te gusta.

8 Si compartes el armario, crea zonas independientes para cada uno.

9 Crea espacios especiales para complementos. Luego agradecerás encontrar todo junto y fácilmente.

10 Etiqueta las cajas. Así sabrás lo que contienen sin necesidad de abrirlas.

 

Elementos que te ayudan
Existen divisores que te ayudarán a tener el ropero en orden. 

 Zapateros. Extensibles, de colgador o simples barras.

 Pantaloneros. Los extraíbles son muy cómodos. 

 Bandejas. Son más económicas que los cajones y aprovechan mejor el espacio para prendas finas.

 Colgadores abatibles. Sistema hidráulico para subir y bajar.

 Corbateros. Ocupan poco espacio

Deja un comentario