En Casa

¿Poco sitio en el salón? Soluciones a medida

¿Poco sitio en el salón? Soluciones a medida

¿A tu salón le faltan algunos metros? SOLUCIÓN: Elegir bien los muebles La clave es poner los muebles justos pero muy bien escogidos, y no fallar en los colores al decorar. Se puede elegir un sofá de 3 o, si cabe, 5 plazas y poner el respaldo pegado a la pared más larga o dejando detrás un hueco para poner plantas, que decoran pero ahí no ocupan espacio. Si el salón es tan pequeño que no te cabe una mesa para comer, puedes poner como mesa de centro, delante del sofá, un modelo de los que se elevan, y poner, además, una mesa en la cocina. Elige muebles ligeros, que no sean oscuros. En cuanto a los colores de la decoración, opta por los claros y neutros para paredes y tapicerías, que no sobrecargan, y puedes dar algún contrapunto en detalles (cojines, jarrones, adornos...). Las ventanas, despejadas lo máximo posible, para aprovechar toda la luz natural: solo visillos o estores claros, o contraventanas, que se pueden mantener abiertas durante el día. En el de la imagen hemos elegido los siguientes elementos clave: Mesas de cristal Se han puesto dos juegos de dos piezas, uno como mesas de centro y otro como mesas auxiliares junto al sofá. Son muy prácticas, pero ópticamente no ocupan espacio. Paredes En un gris muy claro y neutro. Amplían visualmente el espacio. Alfombra En gris, que da calor y decora sin resultar pesada. Lámparas transparentes Este material da sensación de ligereza. Espejos En la pared, en lugar de cuadros, espejos, que ayudan a dar amplitud al espacio. Sofá Con chaise longue, en tapicería beis. Los colores claros tienen menos peso visual. Al estar apoyado en la pared del fondo, ocupa menos espacio. Consola De cristal, muy ligera a la vista, con dos cajones lacados en blanco para poder guardar cosas.

¿A tu salón le faltan algunos metros? 


SOLUCIÓN: Elegir bien los muebles

La clave es poner los muebles justos pero muy bien escogidos, y no fallar en los colores al decorar. Se puede elegir un sofá de 3 o, si cabe, 5 plazas y poner el respaldo pegado a la pared más larga o dejando detrás un hueco para poner plantas, que decoran pero ahí no ocupan espacio. Si el salón es tan pequeño que no te cabe una mesa para comer, puedes poner como mesa de centro, delante del sofá, un modelo de los que se elevan, y poner, además, una mesa en la cocina. Elige muebles ligeros, que no sean oscuros. En cuanto a los colores de la decoración, opta por los claros y neutros para paredes y tapicerías, que no sobrecargan, y puedes dar algún contrapunto en detalles (cojines, jarrones, adornos…). Las ventanas, despejadas lo máximo posible, para aprovechar toda la luz natural: solo visillos o estores claros, o contraventanas, que se pueden mantener abiertas durante el día.

En el de la imagen hemos elegido los siguientes elementos clave:

Mesas de cristal
Se han puesto dos juegos de dos piezas, uno como mesas de centro y otro como mesas auxiliares junto al sofá. Son muy prácticas, pero ópticamente no ocupan espacio.

Paredes
En un gris muy claro y neutro. Amplían visualmente el espacio.

Alfombra
En gris, que da calor y decora sin resultar pesada.

Lámparas transparentes
Este material da sensación de ligereza.

Espejos
En la pared, en lugar de cuadros, espejos, que ayudan a dar amplitud al espacio.

Sofá
Con chaise longue, en tapicería beis. Los colores claros tienen menos peso visual. Al estar apoyado en la pared del fondo, ocupa menos espacio.

Consola
De cristal, muy ligera a la vista, con dos cajones lacados en blanco para poder guardar cosas.

Deja un comentario