En Casa

La fibra ¡Qué saludable! Cómo incluirla en tu dieta

La fibra ¡Qué saludable! Cómo incluirla en tu dieta

fibra

Nuestro organismo no la puede digerir; y tampoco nos aporta nutrientes ni energía. Sin embargo, 30 g de fibra diarios son fundamentales para nuestra salud. Descubre cómo incluirla en tus menús.

Lo que llamamos fibra es en realidad una sustancia que nuestro aparato digestivo no puede absorber, así que tampoco la metabolizamos para conseguir energía. Pero, aunque en principio no nos sirva como alimento energético, tiene funciones vitales para el cuerpo. Según sea soluble en agua o no, la fibra es:

1.Insoluble: actúa sobre el tránsito intestinal. Tiene un efecto laxante, así que es excelente si padeces estreñimiento. La podemos encontrar, sobre todo, en el salvado (cáscara del grano) de los cereales.

2.Soluble: tiene muchos más beneficios en la salud que la insoluble. Por ejemplo, previene el cáncer de colon, equilibra el colesterol, regula el tránsito intestinal y ayuda a nivelar la glucosa en sangre, por lo que es muy recomendable para los diabéticos. La encuentras en frutas y legumbres, como las peras, los mangos, las judías blancas o rojas y la soja.

 

Tres opciones para tomar entre horas

La clave de una dieta sana es desayunar bien y repartir en cinco tomas el  resto del alimento diario. Para completar el menú de la página de la derecha, te damos tres opciones para tomar en el desayuno, a media mañana o en la merienda, y cubrir las necesidades de fibra. Si lo haces así evitarás picos de hambre y tener ansiedad.
Opción 1: 
1 pieza de fruta + 50 g de pan integral o de centeno.
Opción 2: 
50 g de cereales integrales + yogur + 50 g de fresas. 
Opción 3: 
4 rebanadas de pan integral (o moreno, de centeno) + 1 pieza de fruta (toma la piel, contiene fibra) + yogur con soja.

Deja un comentario