En Casa

Ganar luz en casa

Como Ganar Luz en Casa

El truco es aprovechar la luz natural con estores y persianas que la filtren con suavidad, y apoyarlo con focos y lámparas situados estratégicamente.

mas luz en casa

A la hora de elegir la fuente de luz más adecuada, hay que considerar los siguientes criterios:

– Si se desea iluminación intensiva o general (iluminar un punto concreto, como un cuadro o un rincón de lectura, o toda la habitación).

– La función de la iluminación (centrar la atención en un punto, dar luz a la habitación, hacer un rincón más íntimo y cálido…).

– Si es necesario que el encendido de la lámpara sea inmediato o no importa esperar a que se caliente (para utilizar luces fluorescentes o no).

– Si se desea un ambiente cálido o frío, y qué color debe tener la lámpara.

– Si es fácil de sustituir la lámpara y con qué frecuencia debe hacerse (en sitios poco accesibles es mejor colocar bombillas más duraderas).

– Si la habitación va a estar iluminada durante mucho tiempo (en cocinas y baños, por ejemplo, las luces deberían ser de bajo consumo).

 

SALÓN 

– El juego de luces puede proporcionarlo un riel de halógenos, que enmarque los grandes muebles y pueda orientarse según las necesidades. 

– Una buena idea es jugar con colores claros para que reflejen la luz en muebles, paredes y complementos.  

– Para acentuar uno o varios puntos concretos de la decoración, como un cuadro o una librería, se pueden utilizar halógenos orientables.

– Una lámpara de pie, que proporcione una luz suave, es ideal para crear una zona de lectura.

– Las lámparas de mesa sirven de complemento a la luz principal.

 

BAÑO

Si carece de ventana, hay que proporcionarle luz artificial, que debe ser cálida. 

– Unos halógenos empotrados en el techo, que aporten la luz general, son una buena idea. 

– En la pared y en los azulejos da buenos resultar jugar con la gama de colores amarillo-ocre. 

– Por último, las luces laterales del espejo proporcionan una iluminación brillante y uniforme y evitan sombras en el rostro.

 

DORMITORIO

– Con la lámpara central, responsable de aportar la luz general, pueden combinarse diferentes tipos de iluminación dependiendo de los elementos de los que conste el dormitorio: un punto de luz junto al ordenador, por ejemplo, una luz brillante en el vestidor, luces de mesilla para leer en la cama… 

– En la ventana, una persiana veneciana puede regular el paso de la luz natural.

– Se puede instalar un regulador sobre la luz principal del techo que permita adaptarla a las necesidades de cada momento.

 

COCINA Y COMEDOR

– Conviene acentuar la iluminación de la zona de trabajo. Para ello se recomienda utilizar una luz blanca y natural.

– Sobre la mesa conviene colocar una luz suspendida que cree sensación de intimidad.

– Bajo los muebles altos pueden instalarse focos halógenos que aporten luz puntual para facilitar las tareas culinarias.

– Una lámpara suspendida puede utilizarse para separar las dos zonas: cocina y comedor. Para ello puede utilizarse, por ejmeplo, una bombilla de color melocotón, que matiza la luz.

– Unos halógenos en el techo, que aportan mucha claridad, son los más adecuados para proporcionar luz general.

 

Deja un comentario