En Casa

Consejos para estar a gusto en tu hogar

Consejos para estar a gusto en tu hogar

Luz, orientación, ventilación… contribuyen a crear un hogar confortable. Estas claves te ayudarán a conseguir una vivienda saludable.

A_gusto_en_casa_

ORIENTACIÓN
La orientación ideal de una vivienda es hacia el sur, porque así está más soleada, y el sol tiene propiedades muy saludables. Al mismo tiempo, es recomendable que tenga ventanas a dos fachadas con orientaciones opuestas (norte-sur), para facilitar que dentro de la casa exista una corriente de aire que ayude a ventilar. También es preferible escoger un piso alto a uno que sea bajo, porque recibe más luz, más aire y menos contaminación.

DISTRIBUCIÓN
Para decidir a qué dedicar cada habitación, se debe pensar en la cantidad de luz de sol que recibe y en el ruido. Por norma general, las estancias en las que se va a pasar más tiempo es preferible que sean aquellas a las que les da más el sol y los dormitorios se deben colocar en la zona menos ruidosa.

PINTURA
Cocina y baño necesitan materiales impermeables. Puedes elegir, además, pinturas antimoho y antimanchas, o ecológicas, que no provocan alergias. En el resto de la casa cualquier pintura de calidad desinfectará y protegerá la superficie pintada. 

LUZ
La mejor es la luz natural. Para aprovecharla podemos pintar las paredes de colores claros, que reflejan más la luz, con lo que aprovechan la luminosidad exterior, pero al mismo tiempo hacen que las estancias parezcan más grandes y evitan que en verano se recalienten las paredes. 

COLORES
Si los empleamos con lógica, facilitarán nuestro descanso o activarán nuestra mente. Pero debemos tener siempre en cuenta nuestros gustos. 

– Si vivimos en zona de cielos nubosos, los mejores son los colores que se asocian a días de sol: amarillo, anaranjado…

– Las tonalidades crema son adecuadas para trabajar. El rojo nos ayudará a tomar decisiones.

– Los colores claros, en general, y los tonos azules y verdes, en particular, facilitan el descanso. Por eso son ideales para los dormitorios.

RUIDO
Para aislarnos podemos instalar dobles ventanas con vidrio tipo Climalit. Estos vidrios tienen dos lunas de distinto grosor que se complementan y están separadas por una fina cámara de aire. 

VENTILACIÓN
Ventilar es necesario en cualquier época del año; también en invierno, para combatir los olores y renovar el aire de la casa y para eliminar el exceso de humedad, el vapor de agua que flota en el aire y contribuye a la proliferación de mohos y ácaros. Muchas de las actividades que hacemos en casa generan esa humedad. Lavar la ropa filtra 0,5 litros de humedad al aire; una familia de cuatro miembros que duerma ocho horas genera de uno a dos litros de humedad cada noche”. Ventila al menos 15 minutos al día.

AIRE ACONDICIONADO
En cuanto al aire acondicionado, todos los sistemas son igual de aceptables siempre y cuando se extreme la higiene. El sistema por conductos tiene el inconveniente de que hay que limpiarlos, y eso cuesta mucho esfuerzo y dinero. En los aparatos de aire, lo importante es mantener limpias las rejillas, ya que no renuevan el aire, sólo lo enfrían, y si las rejillas están sucias, esa suciedad pasará al aire que respiramos una y otra vez. 

Deja un comentario