En Casa

Limpiar el baño rápido

Limpiar el baño rápido

Te damos 8 claves que te ayudarán a conseguirlo

Limpiar el baño rápido

✿ Kit de limpieza.

El básico: barreño, bayeta, escoba, recogedor, limpiador de baño y de inodoro, trapo seco, fregona y cubo. Ten todo a mano para ahorrar tiempo. Si hay manchas difíciles o para una limpieza más a fondo, necesitarás otros productos que te detallamos en cada apartado.

✿ Lavabo.

Echa el limpiador, frota con la bayeta y aclara con agua. Seca con el trapo. Si es necesario, utiliza un limpiador en polvo y frota bien. Enjuaga con agua. Si quedan manchas de óxido o moho, puedes eliminarlas con una mezcla de cloro con lejía o con amoniaco. Hay que dejar actuar unos momentos y luego enjuagar. Las manchas más rebeldes puedes limpiarlas con alcohol o aguarrás y enjuagar muy bien con agua caliente y detergente.

✿ Grifos.

Para limpiarlos el mejor aliado es un cepillo pequeño y suave que pueda llegar a todos los bordes. También puedes usar un paño o esponja, siempre que cuiden las superficies sin rayarlas. Para limpiar los grifos cromados corta un limón por la mitad y frota toda la superficie, enjuaga abundantemente y seca con un paño limpio.

✿ Wáter.

Por dentro limpia con lejía o amoniaco (uno u otro, nunca juntos) o vierte vinagre caliente con sal gruesa. Deja actuar y, luego, con una escobilla, limpia bien las paredes interiores del inodoro. Deja correr el agua. Por fuera, utiliza un paño embebido en algún producto desinfectante y pásalo por las tapas, pie y la cisterna. Si hay manchas de óxido, frota con limón y sal. Enjuaga y seca.

✿ Cortina de la ducha.

Es normal que en la cortina del baño aparezcan manchas de humedad y moho. Para quitarlas es conveniente sumergirla en una mezcla de 3 litros de agua con 1/2 taza de cloro. Cepilla suavemente y enjuaga con agua y suavizante para ropa; aclara y después, cuélgala y deja escurrir el agua. Con la misma solución puedes limpiar la barra que la sujeta; luego pasa un poco de cera incolora y durará más tiempo limpio, libre de moho.

✿ Azulejos.

Las paredes del baño suelen acumular humedad que favorece la formación de moho. Una forma de prevenirlo es manteniéndolo ventilado e incluso secando los azulejos después de una ducha. Para limpiarlos, si no dispones de un producto específico, ralla dos cucharadas de jabón blanco y mezcla con una de alcohol. Frota esta preparación con un cepillo de dientes viejo las juntas de los azulejos hasta quitar las manchas de moho. Otra opción es mezclar 1/4 de lejía con 1/2 litro de agua y colocarlo en un envase con pulverizador. Rocía los azulejos con esta preparación sobre las manchas de moho y deja actuar 5 minutos. Luego, frota con una esponja empapada con la mezcla; utiliza un cepillo de dientes viejo si las manchas persisten. Finalmente, enjuaga con agua.

✿ Espejos y cristales.

Con un limpiador de cristal o con vinagre y papel absorbente de cocina.

✿ Alfombrilla de goma

o plastificada antideslizante. Límpiala con un cepillo, agua tibia y un detergente común. Si es de corcho, lo mejor es limpiar con un paño humedecido en un poco de jabón. Cada dos semanas es recomendable dejar toda la noche la alfombrilla dentro de un cubo amplio con agua con un poco de lejía y a la mañana siguiente enjuagar y secar.

Deja un comentario